Agricultura Y Desarrollo De Bolivia

Las condiciones de vida de las personas que  viven en  áreas rurales de producción so n bástate deficientes esto se refleja en las estadísticas internacionales que indican que de los 1400  millones de  personas  que se encuentran en pobreza absoluta 1000 millones se encuentran precisamente en estas regiones, dato bastante contradictorio en relación a las distintas políticas nacionales e internacionales que se plantean cada año para promover la producción agrícola.

Esto  no es un tema de poca significancia por que en muchas regiones del mundo la agricultura representa al menos un 15  por ciento del producto interno bruto, pero las malas condiciones de trabajo  y el poco interés por desarrollar procesos productivos para potenciar estos trabajos no permiten que este porcentaje incremente siendo uno de los más interesantes por la viabilidad que ofrece al ser un proceso sostenible que a la larga podría convertirse en el motor económico de cualquier región.

Un caso particular en el que podemos pensar es el cultivo de yuca, en el cual no se invierten los suficientes recursos para que se den los mejores resultados en su producción porque se entiende que este es un cultivo duro, más aun por este motivo no se va  a considerar mucho a los trabajadores que emplean su tiempo para poder conseguir una cosecha aceptable  y es que a  pesar que sabemos de donde viene la yuca,  que ese un cultivo local que se extiende por toda Sudamérica y es de los más resistentes esto no implica que  no tomemos medidas para mejorar la calidad de su producción ni mejorar las condiciones de operación de aquellos que se dedican a plantarla cuidarla y cosecharla.

Como vemos el planteamiento técnico agrícola es bastante precario tanto en un sentido práctico como en uno político, no se consigue obtener resultados reales por que las ideas al rededor del propio negocio son erradas, creer que o porque una planta sea muy resistente no se la deba potenciar es simplemente tirar a la moneda, para eso no se requeriría ningún tipo de capacitación lo ideal es plantear procesos de mejoramiento de los cultivos priorizando si aquellos mas vulnerables, pero sin ignorar los que no son porque quizá sean ellos los que nos puedan permitir salir de situaciones difíciles en las cuales  es probable que no podamos satisfacer al s necesidades de los más débiles, dada la experiencia obtenida  en la gestión inclusive se podría decidir cuándo priorizar cuál de los tipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *